7 razones que avalan el uso de los secadores de manos eléctricos en tiempos de Covid-19

Publicado en20/01/2021 por
7 razones que avalan el uso de los secadores de manos eléctricos en tiempos de Covid-19

Recuerdo mi paso por el hospital como si fuese ayer. Tengo muy presente como mi amigo Gonzalo me dejó delante de la entrada de urgencias. En mi mente sigo escuchado mi nombre resonando a través de los altavoces de una sala inhóspita, fría y vacía, invitándome a pasar al box número 35. No dejo de pensar como el médico de guardia, desde la misma puerta del box, y sin atreverse a entrar del todo por miedo a contagiarse, me dijo: “lamento comunicarle que tiene usted una neumonía bilateral grave provocada por el virus SARS-CoV-2”. Pero por encima de todo recuerdo que en ese mismo instante pensé: “¿Y ahora qué? ¿Saldré de esta? ¿Podré vencer al virus? ¿Cómo podrán curarme si no hay un remedio específico para este virus?.”

Por aquella época, la de los inicios de la pandemia del Covid-19 en España, no conocíamos apenas nada sobre este maldito virus. A día de hoy, seguimos teniendo muchas incógnitas pero, por suerte, también empezamos a tener algunas certezas y sobre todo esperanza, una esperanza que nos está llegando en forma de vacuna.

Todas estas incertidumbres me acompañaron durante las dos semanas que estuve ingresado en el hospital. Como ya os podéis imaginar, las horas en una habitación de hospital pasan muy despacio, sobre todo si estás totalmente aislado y sin prácticamente contacto humano alguno. Es por este motivo que, más que nunca, estuve conectado al mundo exterior y a mi familia a través de Internet. Fue aquí donde me di cuenta, realmente, de que no sabíamos nada sobre el virus y que la información que era difundida por los medios de comunicación, en muchos casos, no era ni fiable ni fidedigna.


Una de las informaciones sobre el Covid-19 que escuché y que me puso en alerta fue la que aseguraba que los secadores de manos diseminaban el virus dentro del baño. Como persona que trabaja desde hace casi 20 años en Mediclinics, empresa que diseña, fabrica y comercializa secadores de manos y que, por tanto, conoce este tipo de productos a la perfección, no pude estar más en desacuerdo con esta noticia. Sé de primera mano que esto es totalmente falso y es por este motivo que mi cabeza empezó de inmediato a pensar como rebatir esta “fake news”.

Pensé que el mejor camino era hablar con la más alta autoridad en materia de salud de España, argumentarle con datos técnicos y científicos que nuestro producto no era un peligro para la salud humana, sino todo lo contrario y que, después de escuchar nuestros sólidos argumentos, se pusiese de nuestra parte.

Dicho y hecho, al salir del hospital, lo primero que hice fue contactar con todos nuestros competidores en España que también se dedican al negocio de los secadores de manos, porque siempre he pensado que la unión hace la fuerza, y con la ayuda de una importante agencia de comunicación, acostumbrada a relacionarse con la administración pública, emprendimos, todos juntos, el camino hacia el Ministerio de Sanidad de España, exactamente igual como hizo Dorothy cuando decidió seguir el camino de baldosas amarillas que la llevaría a Oz. Nuestro objetivo era claro: obtener un pronunciamiento claro e inequívoco, por parte del Ministerio de Sanidad español, a favor del uso de los secadores de manos, incluso en estos tiempos de pandemia.

Pero no acudimos a la secretaría de este Ministerio con las manos vacías. Previamente a las reuniones que mantuvimos con ellos recopilamos todo un dosier con información técnica y científica, fiable y fidedigna que argumentaba a favor del uso de los secadores de manos eléctricos, como método eficaz, seguro y fiable para secarse las manos en un lavabo público. Información que ahora me gustaría compartir con todos vosotros para qué veáis que los secadores de manos no son un peligro para la salud humana, sino todo lo contrario, ya que ayudan a mantener una mejor higiene de las manos.

La ciencia y la tecnología nos ayudan a combatir el Covid-19

La mayoría de los secadores de manos de última generación están dotados de filtros HEPA. Un filtro de aire HEPA (del inglés "High Efficiency Particle Arresting", o "Retenedor de partículas de alta eficiencia") es un filtro mecánico que retiene la mayoría de partículas perjudiciales para la salud humana contenidas en el aire, incluyendo virus, bacterias, esporas de moho, polvo, ácaros del polvo, caspa de mascotas y otros alérgenos irritantes. Con este tipo de filtros se consigue, por tanto, que el aire con el que nos secamos las manos esté limpio de impurezas y también de virus y bacterias.

Además de los filtros HEPA, los secadores de manos pueden incorporar otras tecnologías que refuerzan, aún más, su higiene. Estamos hablando, por ejemplo, de aditivos anti-bacterianos que inhiben el crecimiento de virus y bacterias en las superficies de la máquina o de ionizadores que a través de partículas cargadas negativamente también ayudan, igual que los filtros HEPA, a limpiar y a purificar el aire.

Otro aspecto técnico significativo, que también ayuda a mitigar los contagios de enfermedades por contacto, es el hecho de que actualmente la mayoría de secadores de manos entran en funcionamiento sin que el usuario tenga que tocar en ningún momento el aparato. Es lo que en inglés se denomina tecnología “touchless” (sin contacto). Esto ayuda a evitar el contagio de enfermedades por contaminación cruzada.

Claramente podéis ver que la tecnología está de nuestra parte y nos ayuda a que nuestros secadores de manos sean 100% higiénicos y 100% seguros.

¿Qué criterios marca la Organización Mundial de la Salud acerca de la higiene de manos?

Siendo consciente de que los secadores de manos son totalmente seguros y totalmente higiénicos, la Organización Mundial de la Salud (OMS), dentro de sus directrices sobre la higiene de las manos, recomienda el secado completo de las manos con un secador de manos eléctrico o con toallitas de papel.

recomendacion-oms-secadores-de-manos

Resulta muy significativo, esclarecedor y, sobre todo, tranquilizante que un organismo como la OMS, garante de la salud humana a nivel mundial, recomiende en sus protocolos de higiene de manos, precisamente, el uso de secadores de manos de aire caliente.


El hospital Johns Hopkins, la voz de todo un referente en materia de enfermedades infecciosas a nivel mundial

El hospital Johns Hopkins de Baltimore, Maryland, es uno de los sistemas de salud y atención médica más prestigiosos del mundo. Cuenta con expertos en todos los campos de la medicina que trabajan en un entorno hospitalario que ha sido diseñado para fomentar los tratamientos de vanguardia e impulsar la ciencia médica.

Uno de los expertos de este prestigioso hospital es el Dtor. Larry Chang, especialista en enfermedades infecciosas. A la pregunta que se le hizo sobre si los secadores de manos diseminaban el virus su respuesta fue tajante:

…los secadores de manos NO diseminan el virus

recomendación-hospital-john-hopkins-secadores-de-manos
Pero el doctor Chang no es el único experto en la materia que afirma que los secadores de manos no esparcen el virus por el aire. El Dr. Williams Hathaway, Director médico de los Hospitales Mission Health de Estados Unidos, en este vídeo corrobora las palabras del doctor Chang.

¿Están los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estadounidenses de acuerdo con los criterios de la OMS y del hospital Johns Hopkins?

Los CDC son uno de los componentes operativos más importantes del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos de América. Trabajan a todas horas para proteger a todos los estadounidenses contra amenazas a su salud y a su seguridad, provenientes del exterior o dentro del país. Son, al igual que el Johns Hopkins, un referente en materia de enfermedades infecciosas y, como se puede ver en el siguiente vídeo, también recomiendan una buena limpieza de manos con agua y jabón y un secado con secadores de manos eléctricos o toallitas de papel desechables.

Centro europeo para la prevención y el control de enfermedades

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) analiza e interpreta los datos de los países de la UE sobre enfermedades transmisibles, a través del Sistema Europeo de Vigilancia (TESSy), proporciona asesoramiento científico a los gobiernos e instituciones de la UE y garantiza la detección precoz y el análisis de las amenazas emergentes para la UE.

En el siguiente vídeo sobre las medidas preventivas para evitar el contagio de la gripe común (un Coronavirus muy parecido al SARS-CoV-2) el ECDC recomienda un correcto lavado de manos con agua jabón y su posterior secado con un secador de manos o toallitas de papel desechables.

¿Y en España qué directrices da el Ministerio de Salud?

Llegados a este punto, y con la información expuesta hasta el momento, ya os podréis imaginar cómo se posicionó el Ministerio de Sanidad español. Si, efectivamente, se puso inmediatamente de nuestra parte. Con toda esta información sobre la mesa no podía ser de otra manera. Después de un par de reuniones con los principales responsables del Ministerio nos hicieron llegar una nota donde el Ministerio de Sanidad Español se posicionan favorablemente a favor del uso de secadores de manos eléctricos.

recomendacion-ministerio-de-sanidad-secadores-de-manos
Al igual que Dorothy, conseguimos llegar a Oz, hablar con el mago y regresar a casa con el objetivo cumplido.

El estudio de la Universidad de Arizona dicta sentencia

No hay mejor corolario que acabar este articulo con el estudio que la Universidad de Arizona publicó el pasado 14 de agosto de 2020 y que llevaba por título: “Comparison of electric hand dryers and paper towels for hand hygiene: a critical review of the literature”.

Los autores de este riguroso estudio analizaron un total de 293 estudios sobre los beneficios y los inconvenientes del secado de manos con secadores de manos eléctricos y con toallitas de papel desechables. La conclusión final fue que ninguno de los informes estudiados aporta evidencias científicas fidedignas de que un método de secado de manos sea más seguro que el otro, a nivel de contagio de enfermedades, y que por tanto tan bueno es un método como el otro.

Siempre he creído en la ciencia, pero hoy, más que nunca, estoy convencido de que sin la ciencia no hay futuro. Los científicos nos han demostrado, una vez más, que es posible encontrar soluciones a los grandes problemas de la humanidad. Personalmente me siento muy orgulloso de poder contribuir al bienestar y a la seguridad de las personas, ayudándolas en su higiene personal diaria. Es por este motivo que quiero mandar mi más sincero agradecimiento a la ciencia por poner a nuestro alcance las herramientas que necesitamos para trabajar y por ayudarnos día a día a ser mejores.

German Muñoz Bassedas
Director de Marketing de Mediclinics S.A.

Menú

Código QR

Ajustes

Compartir